Cómo hacer el tratamiento de queratina tú misma: paso a paso

Un tratamiento de queratina puede hacer maravillas con tu cabello. Y, aunque solo suele durar unos tres meses, promete dar a los cabellos rebeldes una dosis semipermanente de manejabilidad.

Te alegrará saber que es posible conseguir los mismos resultados de este tratamiento desde casa. No sólo ahorrarás tiempo y dinero, sino que también pueden ser más amigables con tu cabello.

Hacerte tú misma el tratamiento de queratina es posible, pero además, es muy fácil de hacer y asequible. Así que, ve programando la sesión de mimos para tu cabello en casa desde ahora. ¡A continuación nuestra guía de cómo hacerlo!

¿Qué es la queratina?

La queratina es una proteína encontrada naturalmente en el cabello para protegerlo de cualquier daño. Y, por lo que aumenta la fuerza, el brillo y la elasticidad de las hebras, es común verla como ingrediente de productos para el cabello.

¿Y el tratamiento de queratina? ¿Qué es?

Se trata de un tratamiento que dura más de 90 minutos, dependiendo de la longitud y el grosor del cabello. De ser bien realizado, el resultado es un pelo más liso y suave, así como mucho menos encrespamiento.

Para realizarlo, se aplica un producto alisador de queratina en el pelo, antes de utilizar una plancha para sellar el producto.

¿El tratamiento de queratina alisa el cabello?

Aunque el efecto final se ve como un alisado del cabello, la verdad es que el tratamiento de queratina consigue más bien relajar el cabello y suavizar el encrespamiento. También ayuda a nutrir el cabello, ya que añade la misma sustancia química que lo hace más fuerte de forma natural.

Debes saber que un tratamiento de queratina si ayuda a suavizar el pelo y dejarlo un poco más liso. Además, lo volverá mucho más resistente de lo normal. Sin embargo, no eliminará los rizos por completo.

Cómo hacer el tratamiento de queratina tú misma

El primer paso es elegir la queratina.

Toma en cuenta si es de una marca reconocida. Comprueba las opiniones del producto. Siempre vale la pena fijarse en las experiencias de otras personas cuando se trata de un producto tan delicado para el cuidado del cabello.

Lávate el pelo con un champú clarificante o antiresiduos de dos a tres veces, haciendo espuma. Esto preparará el cabello para el tratamiento de queratina y hará que lo absorba mejor.

Deja secar tu cabello hasta que esté ligeramente húmedo para que absorba mejor el producto. No apliques el producto en el cuero cabelludo y mantenlo un centímetro alejado del mismo. Peina tu cabello con el producto y déjalo actuar durante 30 minutos.

Divide tu cabello en 4 u 8 secciones, dependiendo de la cantidad de cabello que tengas. Una técnica práctica es dividirlo en la mitad y separar las capas laterales en dos o cuatro.

Aplique la queratina al cabello, tras haber leído detenidamente las instrucciones del tratamiento específico. Al hacerlo, es importante utilizar los guantes y luego peinarlo con un peine de dientes finos o un cepillo para tinte. Cuando termines de aplicar la queratina en una sección, retírala para empezar con la siguiente.

Cubre tu cabello con un gorro de baño, o con un plástico transparente y una toalla caliente, y déjalo reposar durante al menos 30 minutos.

Cómo hacer el tratamiento de queratina tú misma paso a paso

Saca el gorro y sécate el pelo con secador de pelo sin enjuagar el producto. Luego, con una plancha de pelo a la temperatura recomendada, alisa tu cabello en secciones de unos 5 cm de grosor. Al hacerlo, ten cuidado de que la plancha no esté demasiado caliente, ya que puedes quemar tu pelo.

Según el tipo de producto que uses, las instrucciones te indican si puedes lavar el pelo inmediatamente o esperar unos días.

Algo muy importante es que debes seguir ciertas indicaciones para mantener la suavidad y el brillo que te proporciona la queratina. Además de utilizar un champú y acondicionador que no contenga sulfatos, también puedes invertir en un sérum de queratina para utilizar después de cada lavado. Esto hará que el tratamiento mantenga su brillo uniforme.

Mensaje de advertencia: La queratina que contiene formaldehído puede causar problemas de salud, como irritación de los ojos y la nariz, e incluso se ha relacionado con el cáncer.

Palabras finales

Como habrás podido ver, hacerte los tratamientos de queratina en casa es definitivamente posible. Son sencillos, baratos de aplicar y, si sigues las instrucciones correctamente, te quedará mejor que al salir de la peluquería.

Deja un comentario