11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

Durante el día, realizamos acciones de forma habitual y mecánica. Muchas de estas acciones estarían influyendo en nuestra belleza y salud de manera negativa.

Quizás parezca una exageración, pero estos impactos negativos se acumulan día tras día:

“Cuida tus actos, porque se convertirán en tus hábitos. Cuida tus hábitos, porque se convertirán en tu destino.” Gandhi

En función de esto, decidimos hacer un listado de todos estos descuidos que solemos cometer con frecuencia y qué podemos hacer para evitarlos. ¡Quédate con nosotros para más!

1. Tocarse la cara y la quijada mientras estás sentado y/o frente a una PC

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

Junto con tener una mala postura y no parpadear lo suficiente, tocarnos la cara con las manos es una de esas cosas que hacemos sin pensar cuando estamos frente a nuestras computadoras.

Y es que con tanto tiempo que solemos pasar frente a las computadoras, ¿quién no ha cometido este error? Así que, vamos a ver que tan grave es:

Apoyar la barbilla mediante el brazo desplaza gradualmente el hueso hioides e interrumpe la circulación sanguínea. ¿El resultado indeseado? Papada y aceleración del envejecimiento de la piel.

Por otro lado, pasamos mucho tiempo frente a nuestras computadoras en el día y muchas veces ni siquiera tenemos las manos limpias. Tocarnos la piel con las manos sucias la hace más propensa al acné e irritaciones, así como el herpes.

2. Cruzar las piernas

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

Esta es una postura que suelo hacer muchas veces y sin darme cuenta. Puede ser bastante dañina para quienes sufren de varices o son propensos. La razón es que interrumpe el flujo sanguíneo. Pero ahí no terminan los problemas:

El resto de inconvenientes incluyen dolor en la espalda baja e incluso en los órganos genitales. Esta posición incorrecta de la columna es lo que causa los dolores y a la vez genera presión en la zona lumbar. Y para nada queremos eso, ¿no?

3. Cepillarse o peinarse el cabello justo después de la ducha

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

Este mal hábito es super común. ¿Y quién no lo ha hecho? Tu mente inmediatamente necesita tener todo en orden, incluyendo el cabello. Pero, la realidad es que resulta muy dañino para tu cabello.

El cabello es en extremo vulnerable mientras está mojado y al peinarlo de esta manera, se quiebra.

Nuestra recomendación es que antes uses una toalla para secarlo de forma cuidadosa, preferiblemente que sea de microfibra. Una vez que tu cabello se haya secado casi por completo, ahí es mejor comenzar a peinarse desde las puntas a la raíz.

4. Ver maratones de series

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

“¡Solo un episodio más y me voy a dormir!” Los científicos llevan mucho tiempo hablando del peligro de la “luz azul”, la cual es producida por las pantallas de televisión y los dispositivos móviles. Llega a las capas profundas de la piel y activa los radicales libres, que obligan a las células de la piel a producir enzimas que destruyen el colágeno.

Las secuelas de esto son la aceleración del envejecimiento de la piel y la híperpigmentación.

Muchos dermatólogos incluso recomiendan utilizar una crema con filtro UV si quieres pasar mucho tiempo mirando tus gadgets. Otros afirman que estas cremas no sirven de nada, ya que la luz azul es de un espectro completamente diferente.

Minimizar el contacto con los dispositivos electrónicos es lo mejor que podemos hacer para prevenir el envejecimiento prematuro.

5. Usar el teléfono inteligente antes de irse a dormir

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

Si, se trata de la misma luz azul, pero aparte de las consecuencias que mencionamos arriba también se le añade la supresión de la producción de melatonina, lo que puede alterar tu horario de sueño interno.

Puede que no notemos esta falta de sueño, pero nuestro cuerpo sí, ¡créeme! Es más, las preocupaciones cosméticas posiblemente sean lo de menos: los sistemas inmunológico y endocrino también pueden verse seriamente afectados.

Pongamos a prueba nuestra fuerza de voluntad y evitemos usar nuestros smartphones por al menos una hora antes de acostarnos.

6. Colocarse protector solar únicamente en la cara

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

Nos han repetido muchas veces la importancia de proteger la piel del sol para retardar esas temidas señales de envejecimiento. Sin embargo, muchos no saben que solo aplicar este protector en la cara no es suficiente, ya que el cuello, el pecho y las manos también sufren. Cuanto más envejecemos, más susceptibles nos volvemos al daño de la piel causado por la exposición al sol.

Y, por supuesto, también debemos cuidar esas partes del cuerpo con hidratación y nutrición, así como cuidamos nuestro rostro.

7. Sacarse las cejas y maquillarse de una vez

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu aparienciaCada acción de las pinzas es un micro traumatismo y un riesgo de que aparezca una infección. Vale la pena recordar esto y no aplicarse el maquillaje inmediatamente después de corregirse las cejas.

Lo ideal sería aplicar un ligero desinfectante luego de sacárselas. También es importante limpiar las brochas de maquillaje y las pinzas de cejas cada cierto tiempo (puede ser cada dos semanas).

8. Utilizar polvos para cubrir la piel grasa

Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

¿Tu zona T brilla como nunca? ¡Vamos a empolvar! No lo hagas, a menos que quieras que tus poros se obstruyan y que aparezcan espinillas con más frecuencia. La suciedad y el aceite se quedan atrapados entre la piel y la nueva capa de maquillaje, lo cual puede obstruir tus poros y causar irritación.

Primero, es necesario eliminar el exceso de aceite con un papel secante especial, y de ahí puedes aplicar el polvo.

9. ¡Exfoliación!

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

Muchos de nuestros exfoliantes favoritos ni siquiera están realmente aprobados por los cosmetólogos. El abuso de los medios de exfoliación tiende a aumentar la producción de aceite de la piel, a la vez que hace que la piel se deshidrate.

Es preferible sustituir estos exfoliantes agresivos por peelings a base de ácido láctico o glicólico.

10. Mascar chicle

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

¡Lo que más me gustaba en la infancia! Pero, malas noticias para los que les encanta el chicle: Masticar y masticar chicle puede causar que tu mandíbula adopte diferentes formas. Estos cambios pueden llegar a ser arrugas alrededor de las comisuras de la boca, que son muy difíciles de eliminar.

Joel Schlessinger, un reconocido dermatólogo, propone reemplazar tu chicle favorito con algo diferente, como dulces o enjuague bucal.

11. Ducharse y bañarse con agua caliente

11 Hábitos que podrías estar haciendo de forma inconsciente y que afectan tu apariencia

Es difícil pensar que algo tan agradable pueda ser malo para nuestra belleza. Sin embargo, estos “saunas caseros” no son nada buenos para la piel. Tienen un efecto similar al de una quemadura solar y alteran el equilibrio natural de tu piel. De ahí la irritación, sequedad y picazón.

El consejo que dan los dermatólogos es bañarse con una temperatura reducida, permanecer menos tiempo en el agua, usar una crema hidratante después y elegir jabones amigables para el balance natural de la piel (sin parabenos o ingredientes agresivos).

¿Les gustaron estos consejos? ¿Tienes otros consejos más útiles para preservar nuestra salud y belleza? ¡Nos dudes en comentar abajo!

Deja un comentario